Como sabéis, nuestra filosofía de empresa tiene como premisa el máximo respeto a nuestro entorno. Por ello, además del máximo cuidado de cada una de las fases del proceso en la elaboración de nuestros aceites de oliva virgen extra, el entorno de biodiversidad y medio ambiente en nuestro olivar es de vital importancia para contar con unos zumos de aceituna excelentes. Por este motivo, entre nuestras labores diarias más importantes y que se desarrollan durante todo el año, son aquellas que tienen como premisa el I+D+i en nuestro olivar, así como la participación en proyectos para la protección y promoción de la biodiversidad autóctona de nuestra región.

Trabajamos con Agricultura de Precisión, lo que nos permite conocer el estado de cada uno de nuestros olivos de forma permanente. De esta forma, conocemos sus necesidades reales  y diarias de hidratación. Gracias al sistema de riego por goteo con el que contamos desde hace años y a los citados conocimientos técnicos de los que disponemos, regamos exclusivamente en las cantidades necesarias, no desaprovechando ni una gota de este bien escaso.

También somos sostenibles y responsables en el uso de la energía eléctrica. Por un lado, disponemos de 3 plantas de energía fotovoltaica en nuestro olivar, que nos permite autoabastecernos al 100%. Por otro lado, también abogamos por la producción de energía limpia, que al mismo tiempo nos permite reutilizar los restos de poda. Producimos alrededor de un millón de kg de biomasa, que enviamos a una planta local para su conversión en energía limpia.

La preservación de la cubierta vegetal de nuestro olivar también lo consideramos como una acción de vital importancia, pues por un lado ayuda a fijar los nutrientes en el suelo, pero también a evitar la evaporación de la humedad del mismo, reduciendo una vez más la cantidad de agua necesaria para el correcto mantenimiento de nuestros olivos. Esta cubierta vegetal, unida a nuestro plan de reforestación, sirven como herramienta de protección e incentivadora de la biodiversidad de nuestro olivar, al mismo tiempo. Gracias a todas las prácticas llevadas a cabo, cada año reducimos nuestra Huella de Carbono, así como la Huella Hídrica.

Con esta forma de trabajo y estrictos protocolos de actuación, nos comprometemos de forma consciente en la protección del olivar y por ende, del planeta.

Añadir comentario

Comentario
Nombre
E-mail
Website